Escudo del 
Colegio Salesiano 
"San Julián" 
Güines   EXALUMNO: 
Organo oficial de la Asociación 
de Antiguos Alumnos 
del Colegio Salesiano "San Julián" 
Güines, Habana, Cuba  
    
Página 2 de la Historia del Colegio

Entonces fue nombrado director el Padre Enrique Méndez Norma, quien como clérigo, ya había estado en Güines, y logró conducir al Colegio por los caminos que necesitaba, engrandeciendo así su labor y su prestigio. Hombre de clara inteligencia, profunda cultura y vocación invencible, acometió enseguida la tarea de abrir la sección de Bachillerato, ensanchar los cursos de Comercio y buscar los mejores colaboradores para que estos estudios superiores respondieran a las exigencias de los programas oficiales. Pero para todo lo anterior urgía una ampliación del edificio y, sin desatender lo docente, emprendió también la construcción de nuevas aulas, fomentó el museo de Historia Natural, se equiparon los laboratorios de Física y Química; la residencia de la comunidad salesiana vio aumentada sus instalaciones y se puso la primera piedra de la hermosa y moderna capilla, cuya inauguración tuvo lugar en tiempo récord, ya que nunca le faltó el respaldo más entusiasta de la sociedad güinera, que vela en él al director cabal, al intelectual riguroso, al hombre de acción y al sacerdote bondadoso y sencillo, capaz de percibir todas la situaciones y de darle a cada una de ellas la solución adecuada en ámbito de la más exquisita caridad.

En este período se celebraron animados eventos deportivos que, unidos a la docencia, permitían cumplir con el viejo precepto: Mens sano in corpore sano.

El Colegio avanzaba con paso firme y Güines miraba complacido este progreso en todos sus aspectos, pero ya se sabe que la Historia es lo previsto por Dios y lo imprevisible para el hombre. Así, pues, finalizando el mes de abril de 1961, cuando estaban próximos a graduarse los primeros bachilleres, entra en vigor una ley del gobierno comunista que dio al traste con todos los afanes de un cuarto de siglo de tenaz y fructífera actuación de los Padres Salesianos en la Villa de San Julián y San Francisco Javier de los Güines.

La desaparición del Colegio “San Julián”—como la de todos los demás colegios religiosos de Cuba—privó a las nuevas generaciones de una enseñanza integral. Y, cuando esto sucede, la cultura y la moral pagan las consecuencias. Dejemos a la Historia, maestra de la vida, emitir la última palabra.

 

El Dr. Renaldo Curbelo Gutiérrez fue alumno del Colegio Salesiano “San Julián” en los primeros años del rectorado del Padre Salvador Herrera.

Página 1