Escudo del 
Colegio Salesiano 
"San Julián" 
Güines   EXALUMNO: 
Organo oficial de la Asociación 
de Antiguos Alumnos 
del Colegio Salesiano "San Julián" 
Güines, Habana, Cuba  
    

Historia del Colegio
Dr. Renaldo Curbelo Gutiérrez

El colegio fue fundado por los Hermanos de las Escuelas Cristianas, más conocidos por La Salle, debido al apellido de su fundador San Juan Bautista de La Salle.

Estos celosos educadores franceses llegaron a Cuba en el año 1905, y en 1907 abrieron la casa de Güines, siendo el lugar escogido, la esquina de Clemente Fernández entre Amistad y Soparda. De ahí se trasladaron al local que ocupa actualmente la Escuela de Enfermeras en la calle Real (entre Cuatro Palmas y Pinillos, antigua Clínica Lavernia). De allí pasaron a la casa situada en Pinillos y Armenteros. En este lugar estuvieron hasta el mes de junio de 1931, fecha en que se ven precisados a dejar la villa muy a pesar de ellos por la crisis económica del país.

Había llegado a Güines el año anterior, el Párroco Padre José Ramón Rodríguez Núñez, quien evitó así que desapareciera este colegio religioso. El Padre Rodríguez lo trasladó para la casa de la calle Trujillo esquina a Concha, cambiando tiempo después para su sede anterior de Pinillos y Armenteros.

Los Padres Salesianos llegaron a Güines en marzo de 1936 y se pusieron al frente del colegio el primero de abril, permaneciendo en ese lugar hasta el año 1949, en que pasaron al nuevo edificio recién construido en la calle Mamey. Durante este tiempo, que fue un cuarto de siglo, fueron sus directores  los siguientes:

Padre Salvador Herrera Fons (1936-1942)
Padre Bernardo Fernández Guerra (1942-1948)
Padre Adán  Haub (1948-1951)
Padre Rodolfo Slézak (1951-1953)
Padre Angel Garau (1953-1955)
Padre Enrique Méndez  Norma (1955-1961)

Al terminar el Padre Salvador su período como director, la obra se había consolidado plenamente, pero no era posible continuar en la vieja casona de la calle de Pinillos, porque ya resultaba pequeña, incómoda e insuficiente para todo propósito de progreso. Entonces llegó a la dirección el Padre Bernardo Fernández, un hombre joven, dinámico y de ostensibles aptitudes para recabar los fondos necesarios para un nuevo edificio. Su objetivo no fue otro que ése desde su llegada a Güines, y se dio enteramente a este noble fin, luchando para ello con la bravura de un león

Fotos del colegio
Oprima para ver otras fotos
Si bien es cierto que no pudo lograr todo lo que se propuso, al inciarse el curso 1949, el Colegio comenzaba una nueva etapa al trasladarse a la casa acabada de construir, situada en las afueras, y todo dentro de los requerimientos de la moderna pedagogía.

Por limitaciones del carácter de los Padres Haub y Slézak, y por trastornos de la salud del Padre Garau, ninguno pudo continuar la obra del Padre Bernardo Fernández, cuya ampliación era apremiante.

continúa